Ir al contenido principal

Las Nuevas Formas de Expresión Narrativa

El Relato Hiperbreve, el Microrrelato y otras formas similares

La Gata Mimosa

No cabe duda que las nuevas formas de relación social a través de los ordenadores (Facebook, Tweeter, cualquier Post en un diario y un largo etcétera) han modificado muchas de las formas que tenemos de expresarnos. Como consecuencia de eso han proliferado los concursos literarios en muy pocas palabras o caracteres. Concursos en 14 palabras, 50 palabras, 100 o 200 son muchas de las convocatorias que ahora se realizan y resulta sorprendente la variedad, la calidad y la expresión artística de estos trabajos. Sorprende vernos delante del ordenador y elaborar en tan pocas palabras o caracteres toda una historia de valor narrativo.


En mi breve experiencia he logrado que alguno de estos intensos y sorprendentes relatos hayan tenido cabida en alguna de las antologías, os expongo un par de ejemplos. Espero que os gusten.

MIAU

Miaaaaaaau

Me llamo Mimosa, hace cuatro años que mi ama me acaricia la panza antes de acostarme mientras ronroneo dichosa. Por este aniversario me ha regalado un ovillo de lana suaaaave como yo. El ovillo se enreda en mis manos y cae del sofá... me lanzo en su busca y siento como si cazara una paloma o un ratón.

¡Vale!... Es cierto que jamás probaré tal caza, pero a cambio me lavan cada semana, me cepillan a diario y descanso en una mullida cesta rodeada de ovillos de todos los colores...Y, cuando llega la noche y mi ama se acuesta en su cama, me desperezo, bostezo y bufo antes de acercarme sigilosa hasta los pies de su cama; allí, entre sábanas de seda y mullido terciopelo, duermo y sueño con palomas y ratones que nunca cazaré porque..., una gata melosa como yo no puede aspirar a una vida mejor.

¡¡¡¡Miaaaaau!!!!


Cinco Gatos

Miaaaaauuu

Ayer mismo celebré mi quinto aniversario y mi dueña quiso agasajarme con una sorpresa memorable. Me regaló una foto enmarcada con mis hermanos de camada. Mi madre, la primera gata Mimosa, sale con aspecto fatigado pero dichosa... y mis cinco hermanos - ¡qué recuerdos! - son simplemente bolas de pelo agarrados a su vientre.

A mí se me distingue por mi gesto altivo y aristocrático que todavía conservo, mi andar es distinguido y regio y, por eso, mi ama se quedó conmigo regalando el resto a sus amistades más queridas. Lástima que ellos no disfruten del afecto de mi ama, ni de estas vistas extraordinarias de la ciudad que son... ¡Uaaaa!... ¡Un placer!

Recordaré aquellos tiempos ya marchitos con esta vida de lujo que llevo, mis hermanos - con su creatividad - habrán sabido situarse bien en esta sociedad burguesa que los gatos de mi raza apetecemos.

¡Miaaaaau!

Si quieres saber más de relatos olvidados, haz link en la siguiente página


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El león que se comió las mariposas

Coincidencias creativas De OT y otras cosas actuales Reconoceré que no soy muy seguidor de OT y programas semejantes pero con eso de compartir con otros sus experiencias acabó por ser imposible no seguir alguna canción de este programa. Con cierto retraso pude ver algunas, entre ellas, se encuetra la canción de Brisa Fenoy, una joven compositora, que me resultó interesante: "Lo Malo". Luego vi que utilizaban como pancarta la frase de "Soy el león que se comió las mariposas" con la que se reinvindica la autonomía de las decisiones de las mujeres quiero suponer.


Me pareció una canción con gancho y cierta fuerza y esa celebrada frase me va a permitir recuperar mi libro de cuentos, ese que publiqué hace unos años (2012) y que en breve volverá a ser publicado, esta vez, con la competente editorial de Amazon: Createspace.


En uno de los once cuentos (Uans Apon A Taim) que incluye mi primera publicación se narra la historia de Ataúlfo el Gran Duque del Reino de Alado e hi…

Un cuento inspirado en una leyenda. Parte III

El influjo de la luna Hoy es noche de luna llena Hoy la luna quedará tendida sobre el negro manto de la noche en su total plenitud, quizás algunas nubes pasen por delante de su enigmática presencia para dibujar un cuadro incomparable. Quizás hoy esa luna se aproxime a la tierra lo suficiente como para que su rostro quede impreso en nuestra iris para siempre como un recuerdo indeleble, como la marca de una noche imborrable...


Pero además, esa luna que veremos esta noche será una luna extrañamente colorada, una luna pintada de un rojo carmín que señalará el destino de muchos tal y como han creído las civilizaciones más antiguas. Una noche donde las fieras se inquietan en el bosque y, sin saber la razón, responderán a sus más precarios y antiguos instintos.
La ciencia dirá lo que quiera, pero en noches como estas yo he visto a los hombres comportarse violentamente como nunca antes había visto, a los perros aullar despavoridos como acosados por espíritus oscuros, a los gatos bufar, maull…

La Micronovela Parte 1

Otra de investigadores y crímenes El periodista husmeador En esto de escribir llevo muchos años, pero pocos desde que me lo tomo en serio. Y por "en serio" entiendo hacer de lo que escribo el eje central de mi vida, mi modo de expresión principal. Bueno, pues desde que me lo tomo en serio he ido descubriendo la cantidad de formas distintas de expresión escrita actualmente.

En muy pocas décadas, las fronteras - en casi todos los sentidos - parecen desaparecer o están poco definidas y podemos encontrar desde poesía en prosa hasta prosa poética; relatos, cuentos con una dimensión propia de una novela y que no llega a ser, en absoluto, una verdadera novela.
Así, he encontrado un subgénero, digamos menor, del que todavía no sé bien cuál es el elemento definitorio. Se llama la Micronovela. Estoy seguro que habrá quién sí lo tenga claro, pues doctores tiene la iglesia, pero en mi humilde opinión lo que sucede es, simplemente, que las fronteras son hoy más permeables que ayer.
Podr…