Menú de la bitácora

viernes, 31 de julio de 2015

Una guitarra entre dos aguas

Homenaje a Paco de Lucía

Guitarra clásica, guitarra flamenca

Para quien le guste el flamenco, Paco de Lucía es imprescindible; pero hay a quien no le apasiona y Paco de Lucía sigue siendo imprescindible. Si te gusta la guitarra clásica más allá de algunos puristas, Paco de Lucía se explica por sí solo; si te gusta el Jazz hay conciertos en plan bulerías "jazzísticas" que marcan una época como el concierto de Al Di Meola, John Mclaughlin y Paco de Lucía.


Allí donde tres grandes guitarristas se juntaban, cualquiera que fuera el género, Paco de Lucía era uno de la terna. Admirado por los grandes guitarras del Rock, del Jazz y de la guitarra española, su modo personal de tocar la guitarra no dejaba indiferente a nadie.

Haciendo una imagen de sus propias composiciones, parecía como si su modo de tocar se moviera entre dos aguas: la guitarra clásica y la guitarra flamenca haciendo una combinación de arte, improvisación y sentimiento que te conducía a apagar el tiempo mientras él tocaba con sus largos y estilizados dedos hasta que su melodía callaba; entonces quedaba en el aire la magia, el duende de su sonido que evocaba un momento eterno.


Pero la explosión de su imaginación se dibujaba perfecta en esta otra composición, pues Paco de Lucía no solo era intérprete sino que era ante todo, un creador.




Evidentemente, también tengo una composición hecha... un breve relato a cuenta de estas dos aguas que hacían referencia a su origen Algecireño; esa ciudad que nace entre las aguas del Mar Mediterráneo - más tranquilas, más luminosas - y el ímpetu del mar eterno que es el Océano Atlántico.

Mi breve relato hace referencia a esa creatividad tan intensa que parece que procede de dos ríos, también dos aguas - sus dos brazos, sus dos almas clásica y flamenca - que vierten para juntarse en el río único de su guitarra, de su melodía, de su vida.

ENTRE DOS AGUAS

Siento el estremecimiento de la tierra cuando el caudal cae por la vertiente. Aguas que vienen divididas y pasan a mi vera como el recuerdo pasajero de los ojos de mi niña cuando me miraron y sonrió la primera vez. ¿Quién se queda con aquella mirada?, ¿quién elige su sonrisa?

Me quedo adormecido entre los dos brazos, ¿quién quiere el brazo izquierdo?, ¿quién elige el derecho? Olvidando mi alma y arrullado por los dos ríos de sus senos, ¿quién bebe de la amarga lujuria de su seno izquierdo?, ¿quién de la dulzura maternal de su otro pecho?

En el sueño me arrebata un mundo con dos siluetas en el cielo, ¿quién quiere el día de un verano?, ¿quién la esfera prendida en la noche del invierno? Un monstruo de dos cabezas me rescata de la duda, metódica lucha que se debate entre el fuego de la boca espumosa de un castigo y la saliva curativa del rostro oculto en un premio.

Me despierta con un beso y aquellos labios se prenden con sus ojos, y sus senos sacian la sed que tengo de su pálida miel, y me acomodan a sus brazos rodeados del fulgor de una luna que lucía al lado de la claridad del sol en un día intenso de verano.

Abanicado por la duda me uno en su futuro ligando mi pasado, y me lanzo al río que cae por la vertiente escarpada, desde su mirada, para sentir la furia de dos aguas cuando se juntan en un río; inexorable agua que conduce a los eternos mares surcando colinas escarpadas, extensas estepas y humedales en la costa donde muere para siempre la melodía atrevida, improvisada y pura de tus dos aguas.

Siento el llanto de tu guitarra clásica y las alegres bulerías de tus flamencas cuerdas, mecido entre dos aguas dentro de aquel río que me conduce inexorable, adonde la mar acoge arte, brío y dedos infinitos que son del misterioso Dios que los quiere para sí.

No se han muerto las cuerdas que oscilan en el traste, pues tu música es eterna.

Escuchando tu guitarra, ¿quién duda de que un dios envidioso de los hombres disfruta, ahora, de esa melodía?

Pues ahí queda eso, espero que os haya gustado. Si quieres saber más del autor, escritos, novelas y demás no tienes más que hacer link aquí: Página web o en Red de Escritores. (Fácil, eh)

Si quieres comprar el libro Dentro del Pozo, deberías hacerlo cuanto antes porque, si no, te lo estás perdiendo. En Amazon.es lo tienes igual de fácil y si no, haz click aquí: AQUÍ
Publicar un comentario