Ir al contenido principal

Una guitarra entre dos aguas

Homenaje a Paco de Lucía

Guitarra clásica, guitarra flamenca

Para quien le guste el flamenco, Paco de Lucía es imprescindible; pero hay a quien no le apasiona y Paco de Lucía sigue siendo imprescindible. Si te gusta la guitarra clásica más allá de algunos puristas, Paco de Lucía se explica por sí solo; si te gusta el Jazz hay conciertos en plan bulerías "jazzísticas" que marcan una época como el concierto de Al Di Meola, John Mclaughlin y Paco de Lucía.


Allí donde tres grandes guitarristas se juntaban, cualquiera que fuera el género, Paco de Lucía era uno de la terna. Admirado por los grandes guitarras del Rock, del Jazz y de la guitarra española, su modo personal de tocar la guitarra no dejaba indiferente a nadie.

Haciendo una imagen de sus propias composiciones, parecía como si su modo de tocar se moviera entre dos aguas: la guitarra clásica y la guitarra flamenca haciendo una combinación de arte, improvisación y sentimiento que te conducía a apagar el tiempo mientras él tocaba con sus largos y estilizados dedos hasta que su melodía callaba; entonces quedaba en el aire la magia, el duende de su sonido que evocaba un momento eterno.


Pero la explosión de su imaginación se dibujaba perfecta en esta otra composición, pues Paco de Lucía no solo era intérprete sino que era ante todo, un creador.




Evidentemente, también tengo una composición hecha... un breve relato a cuenta de estas dos aguas que hacían referencia a su origen Algecireño; esa ciudad que nace entre las aguas del Mar Mediterráneo - más tranquilas, más luminosas - y el ímpetu del mar eterno que es el Océano Atlántico.

Mi breve relato hace referencia a esa creatividad tan intensa que parece que procede de dos ríos, también dos aguas - sus dos brazos, sus dos almas clásica y flamenca - que vierten para juntarse en el río único de su guitarra, de su melodía, de su vida.

ENTRE DOS AGUAS

Siento el estremecimiento de la tierra cuando el caudal cae por la vertiente. Aguas que vienen divididas y pasan a mi vera como el recuerdo pasajero de los ojos de mi niña cuando me miraron y sonrió la primera vez. ¿Quién se queda con aquella mirada?, ¿quién elige su sonrisa?

Me quedo adormecido entre los dos brazos, ¿quién quiere el brazo izquierdo?, ¿quién elige el derecho? Olvidando mi alma y arrullado por los dos ríos de sus senos, ¿quién bebe de la amarga lujuria de su seno izquierdo?, ¿quién de la dulzura maternal de su otro pecho?

En el sueño me arrebata un mundo con dos siluetas en el cielo, ¿quién quiere el día de un verano?, ¿quién la esfera prendida en la noche del invierno? Un monstruo de dos cabezas me rescata de la duda, metódica lucha que se debate entre el fuego de la boca espumosa de un castigo y la saliva curativa del rostro oculto en un premio.

Me despierta con un beso y aquellos labios se prenden con sus ojos, y sus senos sacian la sed que tengo de su pálida miel, y me acomodan a sus brazos rodeados del fulgor de una luna que lucía al lado de la claridad del sol en un día intenso de verano.

Abanicado por la duda me uno en su futuro ligando mi pasado, y me lanzo al río que cae por la vertiente escarpada, desde su mirada, para sentir la furia de dos aguas cuando se juntan en un río; inexorable agua que conduce a los eternos mares surcando colinas escarpadas, extensas estepas y humedales en la costa donde muere para siempre la melodía atrevida, improvisada y pura de tus dos aguas.

Siento el llanto de tu guitarra clásica y las alegres bulerías de tus flamencas cuerdas, mecido entre dos aguas dentro de aquel río que me conduce inexorable, adonde la mar acoge arte, brío y dedos infinitos que son del misterioso Dios que los quiere para sí.

No se han muerto las cuerdas que oscilan en el traste, pues tu música es eterna.

Escuchando tu guitarra, ¿quién duda de que un dios envidioso de los hombres disfruta, ahora, de esa melodía?

Pues ahí queda eso, espero que os haya gustado. Si quieres saber más del autor, escritos, novelas y demás no tienes más que hacer link aquí: Página web o en Red de Escritores. (Fácil, eh)

Si quieres comprar el libro Dentro del Pozo, deberías hacerlo cuanto antes porque, si no, te lo estás perdiendo. En Amazon.es lo tienes igual de fácil y si no, haz click aquí: AQUÍ
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El león que se comió las mariposas

Coincidencias creativas De OT y otras cosas actuales Reconoceré que no soy muy seguidor de OT y programas semejantes pero con eso de compartir con otros sus experiencias acabó por ser imposible no seguir alguna canción de este programa. Con cierto retraso pude ver algunas, entre ellas, se encuetra la canción de Brisa Fenoy, una joven compositora, que me resultó interesante: "Lo Malo". Luego vi que utilizaban como pancarta la frase de "Soy el león que se comió las mariposas" con la que se reinvindica la autonomía de las decisiones de las mujeres quiero suponer.


Me pareció una canción con gancho y cierta fuerza y esa celebrada frase me va a permitir recuperar mi libro de cuentos, ese que publiqué hace unos años (2012) y que en breve volverá a ser publicado, esta vez, con la competente editorial de Amazon: Createspace.


En uno de los once cuentos (Uans Apon A Taim) que incluye mi primera publicación se narra la historia de Ataúlfo el Gran Duque del Reino de Alado e hi…

Un cuento inspirado en una leyenda. Parte III

El influjo de la luna Hoy es noche de luna llena Hoy la luna quedará tendida sobre el negro manto de la noche en su total plenitud, quizás algunas nubes pasen por delante de su enigmática presencia para dibujar un cuadro incomparable. Quizás hoy esa luna se aproxime a la tierra lo suficiente como para que su rostro quede impreso en nuestra iris para siempre como un recuerdo indeleble, como la marca de una noche imborrable...


Pero además, esa luna que veremos esta noche será una luna extrañamente colorada, una luna pintada de un rojo carmín que señalará el destino de muchos tal y como han creído las civilizaciones más antiguas. Una noche donde las fieras se inquietan en el bosque y, sin saber la razón, responderán a sus más precarios y antiguos instintos.
La ciencia dirá lo que quiera, pero en noches como estas yo he visto a los hombres comportarse violentamente como nunca antes había visto, a los perros aullar despavoridos como acosados por espíritus oscuros, a los gatos bufar, maull…

La Micronovela Parte 1

Otra de investigadores y crímenes El periodista husmeador En esto de escribir llevo muchos años, pero pocos desde que me lo tomo en serio. Y por "en serio" entiendo hacer de lo que escribo el eje central de mi vida, mi modo de expresión principal. Bueno, pues desde que me lo tomo en serio he ido descubriendo la cantidad de formas distintas de expresión escrita actualmente.

En muy pocas décadas, las fronteras - en casi todos los sentidos - parecen desaparecer o están poco definidas y podemos encontrar desde poesía en prosa hasta prosa poética; relatos, cuentos con una dimensión propia de una novela y que no llega a ser, en absoluto, una verdadera novela.
Así, he encontrado un subgénero, digamos menor, del que todavía no sé bien cuál es el elemento definitorio. Se llama la Micronovela. Estoy seguro que habrá quién sí lo tenga claro, pues doctores tiene la iglesia, pero en mi humilde opinión lo que sucede es, simplemente, que las fronteras son hoy más permeables que ayer.
Podr…