Ir al contenido principal

Soberbia - Los Siete Pecados Capitales -

Publicado por Editorial DeFoto Libros

Relato Ganador del I Concurso de Relatos Breves por el Grupo Editorial

Personalmente, resultó enormemente satisfactorio participar en este concurso literario - más si cabe el reconocimiento recibido -. En dicho acto, además, fue presentado el libro que incluía el relato breve que aquí os incluyo, en un acto multitudinario y elegante. La cordialidad del Grupo DeFoto y su buen gusto como anfitriones logró el equilibrio necesario para promocionar a los escritores noveles y para estimular a la lectura y a la escritura con una selección de relatos amenos y sorprendentes incluidos en el libro "Los Siete Pecados Capitales".


Diga usted lo que quiera y hágalo en la forma que le plazca, atiple la voz o aclare la garganta, señale con el dedo o agite el puño en señal de amenaza que, por mucho que se empeñe en juzgarme de forma lamentable, por mucho que desee que el relato que ahora lee acabe en el olvido de los peores textos que jamás se han escrito, por mucho que se empeñe Señor Juez, este es el relato breve más sorprendente y atrevido que nunca ha visto. O acaso, ¿no se ha visto sorprendido por lo directo del lenguaje, el ritmo intrépido en mi estilo y la variedad de este trabajo? Seguro estoy de que ha visto, con sorpresa, que se confunde en mí el tema con el texto, que se aúnan ante él contradictorios sentimientos que vacilan entre el desprecio y el reconocimiento y, al final, resulta atractiva mi lectura y patética la petulancia del autor. Eso es cierto, mas no se olvide que fue suya la idea de mentar a los pecados capitales y, entre ellos, me encuentro yo. ¡Llámelo como quiera!, que en mi osadía siempre han dicho que última muero yo tras la muerte del propietario.

Firmado:
Soberbia
-
Link donde puede adquirir el libro publicado


Editorial DeFoto Libros


Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El león que se comió las mariposas

Coincidencias creativas De OT y otras cosas actuales Reconoceré que no soy muy seguidor de OT y programas semejantes pero con eso de compartir con otros sus experiencias acabó por ser imposible no seguir alguna canción de este programa. Con cierto retraso pude ver algunas, entre ellas, se encuetra la canción de Brisa Fenoy, una joven compositora, que me resultó interesante: "Lo Malo". Luego vi que utilizaban como pancarta la frase de "Soy el león que se comió las mariposas" con la que se reinvindica la autonomía de las decisiones de las mujeres quiero suponer.


Me pareció una canción con gancho y cierta fuerza y esa celebrada frase me va a permitir recuperar mi libro de cuentos, ese que publiqué hace unos años (2012) y que en breve volverá a ser publicado, esta vez, con la competente editorial de Amazon: Createspace.


En uno de los once cuentos (Uans Apon A Taim) que incluye mi primera publicación se narra la historia de Ataúlfo el Gran Duque del Reino de Alado e hi…

La Micronovela Parte 1

Otra de investigadores y crímenes El periodista husmeador En esto de escribir llevo muchos años, pero pocos desde que me lo tomo en serio. Y por "en serio" entiendo hacer de lo que escribo el eje central de mi vida, mi modo de expresión principal. Bueno, pues desde que me lo tomo en serio he ido descubriendo la cantidad de formas distintas de expresión escrita actualmente.

En muy pocas décadas, las fronteras - en casi todos los sentidos - parecen desaparecer o están poco definidas y podemos encontrar desde poesía en prosa hasta prosa poética; relatos, cuentos con una dimensión propia de una novela y que no llega a ser, en absoluto, una verdadera novela.
Así, he encontrado un subgénero, digamos menor, del que todavía no sé bien cuál es el elemento definitorio. Se llama la Micronovela. Estoy seguro que habrá quién sí lo tenga claro, pues doctores tiene la iglesia, pero en mi humilde opinión lo que sucede es, simplemente, que las fronteras son hoy más permeables que ayer.
Podr…

Un cuento inspirado en una leyenda. Parte III

El influjo de la luna Hoy es noche de luna llena Hoy la luna quedará tendida sobre el negro manto de la noche en su total plenitud, quizás algunas nubes pasen por delante de su enigmática presencia para dibujar un cuadro incomparable. Quizás hoy esa luna se aproxime a la tierra lo suficiente como para que su rostro quede impreso en nuestra iris para siempre como un recuerdo indeleble, como la marca de una noche imborrable...


Pero además, esa luna que veremos esta noche será una luna extrañamente colorada, una luna pintada de un rojo carmín que señalará el destino de muchos tal y como han creído las civilizaciones más antiguas. Una noche donde las fieras se inquietan en el bosque y, sin saber la razón, responderán a sus más precarios y antiguos instintos.
La ciencia dirá lo que quiera, pero en noches como estas yo he visto a los hombres comportarse violentamente como nunca antes había visto, a los perros aullar despavoridos como acosados por espíritus oscuros, a los gatos bufar, maull…