Ir al contenido principal

El mundo y sus muros

Jack Nicholson vs Tom Cruise

Algunos muros buenos - algunos hombres buenos

Más allá de lo discutible de la cuestión, la escena de Algunos hombres buenos en la que Jack Nicholson defiende su actuación en Guantánamo frente a un idealista Cruise quedará en los anales del cine como una secuencia maestra - aunque esto siempre habrá quén diga lo contrario - del género de abogados, litigios o como se quiera llamar.



Supongo que todos, o casi todos, la recordamos; esa escena en la que "Nicholson" - con todos sus galones - acaba diciendo eso de "vivimos en un mundo que tiene muros mientras otros se cubren con la paz que yo les proporciono... Por eso tú (se refiere a Cruise) me quieres en ese muro, para proteger la paz que te proporciono"

Evidentemente no es literal pero el argumento invita a pensar, más allá de que Cruise ganará el envite porque algunos hombres buenos no pueden perder nunca en el cine; nos queda en la memoria esa cuestión. ¿Será verdad que nuestra sociedad necesita de esos seres rudos que protejan nuestra libertad, nuestra paz?

Vendrá - como no - Demmi Moore a "protestar enérgicamente por la cuestión", pero si bien no conviene construir muros donde se puede solucionar y se debe solucionar de otra manera las cuestiones (a mí me resulta un ideal estupendo, el pensar que no hacen falta muros en plan "Imagine" de John Lennon); lo cierto es que, a todos los niveles, en cuanto hay algo bueno que defender, todos contruímos nuestro muro que tratamos de defender porque nuestra sociedad necesita que alguien garantice nuestra paz y nuestra prosperidad.


Y si no, preguntémonos por qué Google + tiene una políticas de funcionamiento,  unas políticas que deben ser justas y ser llevadas con criterio para que, en el exceso, no impidan la libertad de expresión de nadie, para que no generen injusticias de difícil reparación jugando con la fama de la gente. Las políticas y su defensa son necesarias, así también la fama de quienes participamos en ella.

Hoy, en el día que las Redes Sociales alcanzan cotas asomborsas de participación, no deberíamos caer en el error de construir muros donde no debería haberlos y conservar aquellos que son necesarios respetando los límites que el sentido común nos invita, unos límites que hablan de respeto a la dignidad de las personas, entre ellas su fama y su derecho a defenderse correctamente.


Sí, en Algunos Hombres Buenos gana Cruise porque representa la dignidad de la sociedad occidental, pero nadie niega que deba haber un Nicholson que vigile nuestros muros - al contrario - todos los queremos allí. Pero, precisamente por estar ahí, deben ser mas certeros en su análisis, deben ser más justos y mejores, de eso va la cuestión.

El discurso de Nicholson es inmejorable, es una escena excelente, y sabemos que nuestro mundo hay muros que nadie quiere, tampoco el que le toca hacer de centinela sobre él. Tarde o temprano, todos desearemos hacernos la pregunta de ¿para qué ese muro?, y el primero el centinela que está sobre el vigilando. Estoy convencido de que hay centinelas que ya sobran, por eso es mejor que no construyamos muros innecesarios para colocar centinelas que sobren sobre ellos.


Mi admiración y respeto para todos los que son necesarios porque todos los queremos ahí, en permanente vigilancia tratando de imponer el orden  y la justicia donde, sin ellos, vendría el caos.

Al lado de eso todos soñamos con mundos ideales, sin muros de ninguna clase. Justo como este relato que os presento - al final soñar es gratis -.




LAS VOCES DE LOS HOMBRES

Una línea nos divide, un río que corre borbollante y musical hacia el olvido. Tú me miras fijamente y yo te miro con detalle. Me sonríes, levantas tu melena para empaparte. A este lado, te siento inalcanzable pues las aguas separan tu estirpe de mi raza; las vestiduras que te ciñen como la vaina a mi espada, de las raídas y ensuciadas capas que cuelgan de mi espalda. Tu mirada borra fronteras invisibles y reales.

Una voz desde el paciente carruaje, potente y distante, enhebró un tapiz insuperable. Esta estrecha distancia no es río ni es de aire... Son las voces de los hombres que viven construyendo los muros de las clases. Recogiste las sayas para no mojarte.

- Corre niña – susurré – enciérrate en tu palacio de silencio, no se quiebre tu mirada. Mi sangre abrirá cancelas y cerrará las bocas de los hombres para acallar las clases.
 

Aprovecho para contaros que regreso con la mosca detrás de la oreja sobre las razones de la suspensión de Google +, pero con la intención de seguir ofreciendo mis escritos ya con más calma. Mis ocupaciones me impedirán ofreceros esto con el ritmo trepidante de ayer, pero seguirá presente la Bitácora de la Imaginación y Diario de un Policía para todo el que tenga interés. NO OLVIDÉIS incorporar vuestra cuenta de correo al NEWSLETTER de SUMOME si quereis recibir la Bitacora y el Diario con la periodicidad de su publicación.


Gracias a todos, echaba de menos escribir en la Bitácora para todos vosotros. Espero que os guste esta entrada.
 
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un cuento inspirado en una leyenda. Parte III

El influjo de la luna Hoy es noche de luna llena Hoy la luna quedará tendida sobre el negro manto de la noche en su total plenitud, quizás algunas nubes pasen por delante de su enigmática presencia para dibujar un cuadro incomparable. Quizás hoy esa luna se aproxime a la tierra lo suficiente como para que su rostro quede impreso en nuestra iris para siempre como un recuerdo indeleble, como la marca de una noche imborrable...


Pero además, esa luna que veremos esta noche será una luna extrañamente colorada, una luna pintada de un rojo carmín que señalará el destino de muchos tal y como han creído las civilizaciones más antiguas. Una noche donde las fieras se inquietan en el bosque y, sin saber la razón, responderán a sus más precarios y antiguos instintos.
La ciencia dirá lo que quiera, pero en noches como estas yo he visto a los hombres comportarse violentamente como nunca antes había visto, a los perros aullar despavoridos como acosados por espíritus oscuros, a los gatos bufar, maull…

La Extraordinaria Historia del Reino Prohibido

Ya a la venta en Createspace y Amazon El Caballero Rimbowski YA A LA VENTA la novela: La Extraordinaria Historia del Reino Prohibido a través de Createspace de Amazon.

Es una novela muy diferente a Dentro del Pozo pues se trata de las primeras aventuras de El Caballero Rimbowski, un personaje que promete una saga de aventuras para todos los públicos. Auinque la novela está disponible para cualquiera que le gusten las novelas de acción y aventuras del tipo de Tolkien C.S. Lewis, su público objetivo será el público jóven - del que formamos parte CASI todos, al menos en espíritu -.
En la página web: http://vicenteboadoquijano.webnode.es/ tenéis toda la información del lanzamiento. En esta entrada solo quiero introducir la historia no escrita del Caballero Rimbowski, su origen. Una historia que no se va a contar en ninguna novela y que conviene que conozcáis todos los que vais a leer esta novela (que seréis muchos).

La historia de Gnard Rimbowski comienza así:

En la aldea de Galaard los…

En busca de Bobby Fischer

Una partida de ajedrez La estrategia y la vida En busca de Bobby Fischer es una de esas películas que se deja ver en una tarde lluviosa de invierno, una de esas películas de ritmo tranquilo y cuidada fotografía donde el protagonista es un joven maestro del ajedrez que se mueve entre el ajedrez de la calle: rápido y agresivo, y el ajedrez de salón: escrupuloso y cuidadoso con el tiempo y la estrategia. Una de esas películas muy del estilo de Karate Kid con golpe maestro final aprendido en la calle y enseñado por un anciano "alma mater"  del infante terrible del juego de los peones y alfiles. Ese juego cuyo objeto exclusivo es proteger a tu Rey y darle jaque al contrario.




Pero esa película tiene un toque sutil y melancólico que la hace especial, y es lo evocadora que es al referirse de forma omnipresente, como una música de fondo, a aquel famoso campeón del mundo. El último campeón americano de este juego frío y tenso. El tono de "hemos encontrado al nuevo Bobby Fischer&…